Compartir:

Tu hijo y su independencia.

05-06-2014
Conforme tu hijo crece, los retos de su desarrollo comenzarán a cambiar para motivar su independencia. Poco a poco se reconocerá como una personita con cierta autonomía y deseará hacer las cosas por sí solo. Prepárate, lo mejor llegará cuando ¡pueda hacerlas!
 
Motívalo a dar ese gran paso en su crecimiento, pues mientras más se acerque a conquistar su libertad, más orgullosa te sentirás como mamá.


Fomenta su autonomía e  independencia:

Anímalo a descubrir su entorno ya sea gateando, caminando o corriendo. No lo limites, es normal que quiera conocer cada  rincón de la casa y poner a prueba sus habilidades para subir, bajar y brincar. Para su seguridad y tu tranquilidad, cerciórate de que no haya objetos que puedan lastimarlo, coloca seguros en  
puertas y cajones, y cubre los enchufes de luz.

Pídele que ayude con tareas sencillas en casa como levantar sus juguetes o colocar la ropa en su cajón. Aunque no lo haga a la perfección, se sentirá complacido y aprenderá a través de la limitación

Tome en cuenta su opinión. Con cada decisión que tome, aunque sólo se trate del color de su playera, tendrá mayor seguridad en sí mismo.

Permite que coma solo. Si ya puede sujetar la cuchara, anímalo a que él tome los alimentos. No te preocupes si se bate, lo importante es que coordine los movimientos de sus manos y boca. 

Dale una nutrición adecuada para esta nueva etapa. Ahora que es más activo necesita mayores nutrientes para obtener la energía requerida para realizar sus actividades diarias. Procúrale una dieta balanceada que incluya todos los grupos alimenticios. 
Incluir una fórmula de continuación a partir de que cumpla un año puede ser un adecuado apoyo de tu hijo, apoyando su desarrollo mental, visual y físico. 

Motívalo a jugar con m&aa